Abierto por vacaciones

mientras unos descansan otros trabajan…

No sin mi perro

leave a comment »

Korso con su amo


            Se suele definir la palabra vacaciones como aquel periodo del año durante el que se deja de trabajar para  dedicarse a descansar, viajar…en fin, un tiempo en el que olvidar los problemas y poner todos los esfuerzos en disfrutar. Pero… ¿es así para todos? Puede que sea así para el hombre, pero no para su mejor amigo. Cada año, durante las vacaciones, las mascotas de los veraneantes sufren enfermedades como el estrés o la depresión y, en muchas ocasiones, se enfrentan al abandono.

Según el último estudio realizado por la Fundación Affinity, fundación que promueve el papel de los animales de compañía en la sociedad, en 2010 ayuntamientos y protectoras recogieron más de cien mil perros abandonados, sobre todo durante la época de verano. La causa de estos abandonos es la falta de responsabilidadad de sus dueños “a veces se trata de regalos que se hacen a los niños durante las navidades, pero no se les explica la gran responsabilidad que supone hacerse cargo de un animal. Cuando llega el verano y se enfrentan a los problemas para viajar con una mascota ni siquiera se plantean la posibilidad de dejarlos en una protectora”, afirma Miralles.

Para algunos veraneantes  mascotas y vacaciones no son compatibles y como consecuencia de ello protectoras y perreras, se colapsan  durante los meses estivales debido en parte a los animaneles que recogen de la calle y en parte a la  disminución de adopciones. Así lo explica Laura Abellán, miembro de la protectora “La galga Betty”, que muestra su preocupación por el tema, ya que según sus palabras este colapso “hace que no se puedan recoger más animales, y que veamos la lamentable y típica estampa veraniega de perros muertos en las cunetas…”. Un problema que no sólo afecta a los perros ya que según cifras de la DGT, en 2009 se produjeron  casi 13.900 accidentes de tráfico provocados por animales en la calzada, un 23,7% fueron causados por perros abandonados.

            Hoteles que admiten mascotas

¿Qué pueden hacer aquellos que quieran veranear con sus mascotas? Una opción que está creciendo en los últimos años en España es la de hospedarse en hoteles que acepten mascotas en sus instalaciones, costumbre que ha introducido en España  el turismo extranjero, acostumbrado a exigir este tipo de servicio en sus países de origen y cuya demanda ha hecho que los hoteles autóctonos  se adapten a marchas forzadas. Este hecho se deja ver en la desigual distribución de este tipo de alojamientos, ya que mientras que en Benidorm o en Denia (ciudades con un turismo principalmente extranjero) se encuentran casi la mitad de los más de 50 hoteles de aceptan mascotas en la provincia de Alicante, en centros turísticos para españoles como Torrevieja encontramos tan sólo un grupo de apartamentos que ofertan este servicio, o incluso ninguno en Santa Pola.

Desde luego, el precio de adaptar las instalaciones no debe ser la causa de la escasez de hoteles de estas características. De hecho, la mayoría de apartamentos u hoteles que aceptan mascotas no realizan ningún tipo de cambio en el mobiliario (las excepciones tan solo incorporan jaulas para los gatos  y aves o algún espacio adaptado para el recreo de los perros en los jardines) y el precio de las habitaciones es el mismo que el de un hotel normal.

 


Instalacions del hotel Norong Norong

Hoteles solo para ellos

            Para los que viajen a ciudades que no tengan hoteles que acepten mascotas, existen otras opciones para disfrutar de las vacaciones sin descuidar a su mejor amigo. La más recomendada por los veterinarios son los hoteles caninos, ya que como explica la veterinaria Luz María Miralles, allí serán cuidados por especialistas al tiempo que se relacionan con otros de su especie, algo muy necesario para el desarrollo social del animal. Ngorong-Ngorong, es un hotel canino,  un lugar donde cuando más duro se trabaja es cuando llegan las vacaciones. “El aumento de clientes en los meses de vacaciones es muy elevado” comenta Mercedes Zaplana, una de las cuidadoras del centro, que añade que “durante el verano, a las vacaciones hay que sumar el fuerte calor, por lo que el cuidado de los animales se intensifica”.

Lo primero que hace un nuevo cliente al llegar al centro es cumplimentar un formulario donde se explica detalladamente las costumbres y hábitos de su mascota. Se intenta de esta forma que el animal note el cambio lo menos posible, dándole el mismo número de comidas y paseos y a las mismas horas que los recibía en su hogar. Como explica Zaplana: “Se trata al fin y al cabo de que el animal note lo menos posible la ausencia de sus dueños e identifique este lugar con una experiencia agradable”.

Los nuevos canguros

A los hoteles de mascotas les ha salido una dura competencia. Y es que con la crisis, oficios que tradicionalmente se hacían gratis o como un favor, se han convertido ahora en importantes ayudas a estudiantes o desempleados durante los meses de verano.

“Siempre he trabajado de canguro durante los meses de verano para poder ahorrar algo de dinero”,  comenta Juan Merlos, estudiante de 20 años de Ingeniería, quien añade que  “ahora me he dado cuenta de que puedo cuidar  perros a la vez que niños, con lo que obtengo más dinero”. Aunque se podría pensar que realizar este trabajo es inviable en la ciudad, Juan  comenta que el espacio no es un problema, ya que suele cuidar a perros de pequeña y mediana estatura y durante espacios de tiempo, generalmente, inferiores a una semana. Algo que empezó como un favor personal está creciendo como negocio, y los clientes parecen encantados: “Creo que mi mascota estará mejor con una persona de confianza que en un hotel canino. Aunque allí estaría bien, con Juan recibe un trato más individualizado y no nota tanto el cambio” comenta Ana Sancho, clienta habitual de Juan. No comparte esta opinión la veterinaria,Luz María Miralles quien  afirma que esta práctica puede acarrear ciertos problemas “dejar en manos de alguien no profesional a nuestras mascotas, por mucha experiencia que tenga, siempre supone un riesgo para estas. Es preferible siempre escoger la opción del hotel canino, donde el perro estará cuidado por personal  especializado y se relacionará con otros animales de su especie, algo muy positivo para perros poco acostumbrados a ello”.

Despiece 1

Despiece 2

Despiece 3

Anuncios

Written by abiertoenvacaciones

septiembre 5, 2011 a 9:34 pm

Publicado en Reportajes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: